Barrios en Venecia - Comentarios - Venecia

comento de LAURA G.

Lo que más me gustó fue entrar en barrios no tan céntricos y perderme por las callejuelas, pero también llenos de encanto. Me sentí embargada por la belleza de la plaza de San Marcos y el Gran Canal. Eso me permitió ver cómo los niños esperaban el vaporetto para ir al colegio o compartir una cerveza en una taberna mientras veía el Barsa-Milán.

En el propio apartamento, después de hacer la compra en un mercado de barrio. Sin duda, nos llevamos lo mejor de los productos italianos: el pan, delicioso; los numerosos dulces que buscan tentarte; la fruta y los vegetales frescos para hacer las salsas y por supuesto, la pasta de huevo, en sus mil y una variantes.

Fue toda una experiencia el pedir una loncha de mortadela siciliana en una carnicería de barrio, regentada por dos gigantes italianos que levantaban kilos de carne con un solo dedo, mientras numerosas señoras me hacían una radiografía de arriba a abajo preguntándose de dónde era. Hasta que abrí la boca: ¡Ah, española!, dijeron todos a coro con una sonrisa. Fue sensacional.

Por su poesía, su encanto y por la gran política medioambiental que está llevando a cabo el Ayuntamiento para combatir la imagen de suciedad que hasta ahora perseguía a Venecia (los canales y las calles ya no huelen mal) El verde turquesa ha vuelto a sus aguas fruto de las numerosas algas que pueblan sus fondos y el reflejo de la luz sobre ellas es el mismo que cautivó a los pintores del Renacimiento. Bellísimo.

Busca tu B&B

Experiencia por ciudades

ROMA

    - comentarios

VERONA

VENECIA

GIARRE

FLORENCIA


Otras experiencias

B&B en Roma
comento de RAFAEL R.

El Barrio de Vaticano en Roma
comento de LUIS F.

Pietraplana en Florencia
comento de FABIOLA S.

Sitios históricos en Roma
comento de INDIRA M.

Las calles y plazas en Roma
comento de MAY C.

enamorarse en Roma
comento de DAVINIA V.

enamorarse en Roma
comento de MARÍA H.

nuestra estancia ha sido muy divertida en Giarre
comento de ERNESTO A.

El barrio del Trastévere en Roma
comento de INES I.